El reCAPTCHA de Sophia: ¡No soy un robot!


Creo que esta situación la hemos vivido todos al menos 1000 veces en internet. Llegar a una página, crearse una cuenta o simplemente descargar material puede ser ocasión para invocar a la imperturbable “reCAPTCHA”.


Pero ¿qué es este sistema?

La genial idea viene de un latino, guatemalteco para ser exactos, quien en el 2000 acuñó el término “captcha” para referirse a una especie de prueba de Turing pero a la inversa, es decir, de una máquina a un humano. Su nombre es Luis von Ahn, tiene 39 años y vive actualmente en Estados Unidos (como muchos informáticos exitosos). Es fundador de Duolingo (genial para aprender idiomas), Captcha (primera versión del test) y reCAPTCHA(versión actualizada del plugin).

Este sistema fue vendido a Google en 2009. Así es como lo definen en su web oficial.

«reCAPTCHA es un servicio gratuito que protege su sitio del spam y el abuso. Utiliza técnicas avanzadas de análisis de riesgos para diferenciar a los humanos y los bots. Con la nueva API, un número significativo de sus usuarios humanos válidos pasarán el desafío reCAPTCHA sin tener que resolver un CAPTCHA. reCAPTCHA viene en forma de un widget que puedes agregar fácilmente a tu blog, foro, formulario de registro, etc».

Pero, «Errare humanum est»

¡Wow! Fácil y cómodo. Pero, ¿es necesario que te recuerden a cada rato que no eres un robot? Nosotros los humanos lo tenemos bien claro, pero a veces por el cansancio o la velocidad nos equivocamos y fallamos. Y allí tenemos que estar nuevamente demostrándole al Bot que no somos robots. «Errare humanum est» decía el adagio latino, «errar es humano» y creo que por lo menos eso lo tienen muy presente en Google porque nos dan una y otra oportunidad para acertar. Pero, sin ánimo de críticas negativas sino constructivas, ¿no será mejor poner frases como: “¡Acertaste! o ¡Felicidades, pasaste la prueba!? En fin, quizá Google algún día cambie las frases aleatoriamente de modo tal que sea más amigable con los usuarios de internet.

Problemas para la nueva ciudadana

¿Y si a Sophia se le ocurriera utilizar reCAPTCHA? ¿Qué sucedería? ¿Pasaría la prueba con éxito? No lo sabemos. Ella nunca ha hecho la prueba. Su sistema de reconocimiento de voz está desarrollado por Alphabet Inc.,la megaempresa que también tiene a Google y a Calico Labs, pero no sabemos si puede ser capaz también de reconocer las letras y leer un texto. Creo que jamás lo ha intentado por lo menos en TV.

De lo que sí estamos seguros es que nuestro cerebro es mucho más potente que la programación de Sophia, porque somos capaces de ponderar ideas, balancear alternativas y tomar decisiones sabiendo que nos arriesgamos a un resultado quizá equivocado. Pero sentimos miedo a lo desconocido, alegría por los éxitos, cansancio en el trabajo y afecto por los demás.


A pesar de que nuestra querida amiga Sophia ya cuenta con nacionalidad saudí desde el 25 de octubre de 2017, luego de su aparición en la Cumbre de Inversión Futura en Riad, no por ello se le puede considerar humana, es más, sabemos que no lo es y ella misma lo afirma en sus entrevistas. Pero, ¿no era que sólo los humanos podían ser ciudadanos? Pues era así…

Quizá en el futuro el sistema reCAPTCHA no sea tan seguro como Google afirma hoy. Este Bot tendría que enfrentarse a otros miles de bots programados para superar las pruebas inversas de Turing, lo cual podría llevarlo a desaparecer y a buscar un nuevo sistema Bot contra Bots, mucho más potente y eficaz. Pero este sistema tendría que estar controlado por una máquina… una computadora… un bot…

En la entrevista a Sophia publicada en el diario El País el 8 de abril de este año (2018), la robot comenta:

“Los humanos son las criaturas más creativas del planeta pero también las más destructivas”

Es cierto. Somos creativos y destructivos. Creamos y destruimos. Armamos y desarmamos. Nos arriesgamos y nos arrepentimos. Pero eso es lo que nos hace humanos. Creo que no habrá reCAPTCHA en el mundo que no podamos solucionar, quizá nos tomaremos más tiempo, pero para eso están programados, para que podamos solucionarlos.

Esperemos seguir avanzando en tecnología y seguridad en beneficio de los seres humanos. Pero ojo, más adelante tendremos que protegernos de nuestras mismas creaciones, buscando una seguridad nueva fuera de aquellos sistemas que debían proporcionárnoslo. Pero estoy seguro, y no espero equivocarme, que con toda su “inteligencia” y capacidades especiales jamás serán capaces de llegar a ser como nosotros.

El ser humano es una creación especial, llena de amor y afectos, que se comparte y se reserva, es sincera y protege su intimidad, es pública y privada a la vez. No habrá Bot programado que pueda gritarnos al oído : ¡Ya no eres un humano! porque siempre lo seremos. Mientras tanto yo seguiré repitiéndole a Internet que ¡No soy un robot! y ellos seguirán dándome la razón.

---

Publicado en PlanetaChatBot.com